Las mejores torrijas del mundo

Pan (no el especial, basta con un pan de molde resistente), leche, azúcar, huevos, aceite suave (de oliva), canela. Se cortan las rebanadas de pan por la mitad y se apilan de a dos, para que no sean muy grandes y sí lo suficientemente gruesas. Se empapan en leche con azúcar disuelto hasta la saturación. Se bañan en abundante huevo batido. Se fríen en aceite hirviendo. Se espolvorean abundantemente con una mezcla de canela en polvo y azúcar a partes iguales. Se dejan reposar, primero al aire; cuando alcancen la temperatura ambiente, en la nevera.

Dos días después estarán perfectas, aunque casi con seguridad no como las de mi suegra… Las mejores torrijas del mundo.

Publicado por

Iván Rivera

Another instance of Homo sapiens.