Hola, mundo, desde Ubuntu

He cambiado mi equipo portátil a Ubuntu 7.04 (Feisty Fawn), relegando a Windows XP al estátus de máquina virtual. Y no esperaba que el cambio fuera fácil, aunque por lo que respecta a aplicaciones hace ya años que no dependo de nada único en el mundo Microsoft.

La máquina en cuestión: un HP Compaq tc4200, un tablet convertible, muy ligero, con disco duro de 40 GB y 1.5 GB de memoria RAM, con WiFi integrada, lector de tarjetas SD, etcétera. Y todo, absolutamente todo funciona sin configurar (casi) nada. Incluso los botones extra del teclado, y por supuesto, el lápiz. Desde siempre me he encontrado cómodo con emacs ajustando tuercas en el directorio /etc, pero por esta vez no ha sido necesario.

Mi duda fundamental, y una característica sin la que no hubiera podido hacer el cambio, concernía al funcionamiento de una tarjeta Vodafone Mobile Connect 3G/GPRS que provee mi empresa para disponer de conectividad “en el campo”. Ha bastado la instalación de Vodafone Mobile Connect Card Driver for Linux, disponible incluso en el formato apropiado de paquete, y una sencilla configuración guiada para que todo funcionara a las 103 maravillas.

En lo que a mí respecta, la era de Linux en el escritorio profesional ha llegado.

Publicado por

Iván Rivera

Another instance of Homo sapiens.