Del departamento de botánica sobre patines

La Socratea exorrhiza es una palmera capaz de andar por el peregrino método de hacer crecer nuevas raíces aéreas hacia donde la tierra sea más prometedora, a la vez que deja morir aquellas que están plantadas sobre un suelo más seco. Alcanza la pavorosa velocidad de 10 π nm/s; qué número más raro. ¿Casualidad? Lo dudo…

En cierto modo es verdad que π aparece en la velocidad de dicha planta. En realidad, es aproximadamente de un metro por año. Pero si lo pasas a metros por segundo, tienes una cifra que parece π hasta el segundo decimal (3,16); los egipcios usaban esta aproximación, como demuestra —al menos para quien pueda sacar algo en claro de él— el papiro de Rhind. Según múltiples estudiosos, las pirámides egipcias codifican una sabiduría ancestral que, a la luz de estos nuevos datos, relacionan ésta civilización con las palmeras ambulantes de América Central, que quizá tengan un origen extraterrestre. O no. Lo cierto es que lo de “un metro por año” lo vi de pasada en algún sitio. Igual eran dos, o medio.

De todas formas, y por si acaso son seres extraterrestres que atrapan personas al sprint, no recomiendo despistarse cerca de ninguna palmera de éstas.

Publicado por

Iván Rivera

Another instance of Homo sapiens.