Lógica a los 3 años

Conversación con mi hija:

—¿Por qué las jirafas tienen el cuello tan largo? —me pregunta.

—Para poder alcanzar las hojas tiernas de la copa de los árboles altos.

—Y para comer de los árboles bajitos, ¿se agachan?

Está claro que las explicaciones que dan en los libros de toda la vida sobre la evolución dejan algo que desear. Basta tener tres años para darse cuenta.

Publicado por

Iván Rivera

Another instance of Homo sapiens.

4 comentarios en “Lógica a los 3 años”

  1. Pues es una pregunta totalmente legítima oiga… recuerdo que siempre utilizaban este ejemplo para contrastar las teorías de Lamarck con las de Darwin. Pobre Lamarck, siempre enseñado como ejemplo de científico equivocado… en cambio tu hija pinta maneras, ¡es lamarck de lista!

    Perdón por la parida, pero me ha salido del corazón.

  2. De parida nada, es un comentario totalmente legítimo. Igual que el de mi hija: no te creas que lo he puesto por aquí como un chiste… Creo que revela una verdad fundamental acerca del modo en que se nos ha enseñado la evolución durante décadas.

    Ella hizo una pregunta normal (para un niño de tres años todo es teleológico). Yo le contesté con la respuesta que recordaba de mi libro de Ciencias Naturales de a saber qué curso de la EGB. Y su respuesta revela algo muy profundo: el cuello largo obliga a las jirafas a agacharse. Para comer de arbolitos pequeños, para beber agua… Las justificaciones a posteriori no valen: las jirafas pueden tener éxito por su cuello largo (y porque alcanzan las hojitas frescas que no se come nadie más). Si se extinguen, podríamos decir que su postura al beber agua era muy vulnerable y que eran demasiado fáciles para los depredadores. La evolución funciona, pero no se puede explicar así. Creo.

  3. Las explicaciones que nos daban en el colegio sobre evolución eran estancas (esto está bien, esto no, esto es así, esto no). Pero no solo pasa con la evolución, pasa con todo. Y luego sigue pasando, solo que cada vez es más dificil detectar dónde no se nos da toda la información.

    Siempre digo lo mismo, pero del conocimiento científico solo se explica el "dogma" que se asume como válido, no cómo se llega a él. Y así es complicado explicar las cosas. O no y de eso se trata precisamente. Por cierto, que los "dogmas" se asumen mejor cuanto más viejos somos…

  4. El problema es quede pequeños nos explicaron (y siguen haciéndolo) la evolución como algo "con propósito": las jirafas tienen el cuello largo PARA…, los elefantes tienen trompa PARA…, los murciélagos desarrollaron los ultrasonidos PARA…
    Pues no, los animales hemos desarrollado estrategias evolutivas que nos han servido para sobrevivir en ciertos ambientes, pero ha sido sin propósito, gracias a mutaciones aleatorias y a la selección natural. Lo cierto es que si es jodido tratar de entender todas las implicaciones, más jodido es explicárselo a un niño.
    En algunos capítulos de la serie "The Science of Discworld" (unos libros de divulgación bastante curiosos, que no rigurosos) se hacía hincapié en este tema, en las "mentiras-para-niños", que son simplificaciones que hacemos para explicar conceptos complejos a los chavales, pero que se graban de tal manera en nuestra sabiduría, que luego nos cuesta salir de ellas para abordar la materia en toda su complejidad.
    Por ejemplo, recuerdo un pasaje ilustrativo que venía a hablar del arco iris. Normalmente, cuando nuestros hijos nos preguntan por él, les contamos la típica batalla de la luz dispersándose a través de las gotas de agua que nos sabemos todos. Los que sepan algo más de óptica, igual les hablan de las distintas frecuencias viajando a velocidades distintas y difractándose en ángulos diferentes. Pero lo cierto es que la mayoría no respondemos a una pregunta evidente, aunque bastante más compleja de responder: "¿Y por qué tiene forma de arco?"
    Ahí es ná

Los comentarios están cerrados.