Las cosas en su sitio

Supongo que a estas alturas todo Twitter habrá visto esta imagen:

Pues es más falsa que una moneda de 3 euros. Sí, ya sé que “el ABC miente” —la verdad verdadera no es esa: el ABC reporta sucesos de un universo paralelo en el que vive, según algunas estimaciones, alrededor de la mitad de la población del país. Sin embargo, reconoceréis que está feo mentir a su vez para apoyar el argumento.

En primer lugar, la supuesta portada del 2 de septiembre de 1939 es demasiado borrosa para no despertar sospechas. A estas alturas, quien no sepa que el ABC mantiene una de las mejores hemerotecas online de España —con limitaciones, pero aún así— se está perdiendo una ventana al pasado de valor incalculable, por muy tintados que estén sus cristales con tonos nacional-católicos. En particular, el veterano diario dispone de copias en formato PDF con una resolución más que aceptable de todos sus números, incluidos los del periodo de división de la cabecera (ABC Madrid, republicana de izquierdas; ABC Sevilla, nacionalista de derechas). ¿Por qué usar una resolución tan pobre?

Obvio: para ocultar detalles… que son visibles de todos modos. Por ejemplo, que la portada es del “año XXXIV”. La cabecera del año 1939 habría reflejado la antigüedad del periódico en letras (“trigésimocuarto”), de no ser porque en el 39 el ABC reunificado volvió a su edad a 32 años, la que tenía en el momento de su división en las cabeceras antagónicas de Madrid y Sevilla. Pero la pista la da el subtítulo, claramente legible: “Diario al servicio de la democracia”. Algo de lo más normal en unas fechas en las que el Generalísimo ya tenía sus reales atornillados en El Pardo con intención de quedarse allí for ever and ever.

Efectivamente, la cabecera usada para la falsificación corresponde a una portada del ABC de Madrid del año 1938. Y estos sólo son argumentos historiográficos: los tipográficos son más demoledores. ¿O acaso pensáis que los maquetadores del ABC de cualquier época serían tan descuidados de dejar que un titular les pisara el margen izquierdo? ¿Y usando una tipografía distinta? ¡Anatema!

Todos podemos, gracias a la magia de internet y a los esfuerzos del Grupo Vocento, acceder al auténtico y genuino diario ABC de aquellas fechas. Leyéndolo es fácil darse cuenta de que manipula —una frase que me ha resultado particularmente llamativa es “Alemania considera gravísima la movilización total polaca”; aunque hay que interpretarla en el contexto de la propaganda alemana para “vestir” la invasión de Polonia de acto en legítima defensa¹. Pero, como de costumbre en todo, si una historia es demasiado buena para ser cierta, lo es.


¹ Ver este artículo de la Wikipedia sobre el Incidente de Gleiwitz y otros relacionados con la Operación Himmler como punto de partida.

Publicado por

Iván Rivera

Another instance of Homo sapiens.

8 comentarios en “Las cosas en su sitio”

  1. Es un poco demagago hacer esa comparación con esa otra portada del ABC, aunque fuese verídica. No es necesario en absoluto. Lo cual no quiere decir que el ABC últimamente esté diciendo cosas muy feas, se está “larazonizando”, que es muy mala cosa. Es lo que tiene la competición por el consumidor, supongo.

    1. Estoy de acuerdo contigo, aunque no fue eso lo que pensé cuando la vi por primera vez. Me dije algo así como “qué tipografía más rara para ser el ABC”. Uno, que es así de friqui.

  2. Esto iba a ser un comentario aquí, pero como me enrollo más que las persianas me dije, pos lo pongo en mi blog que hace tiempo que no insulto a nadie… 🙂

    Como estará el patio que yo tardé bastante (hasta que os leí en los comentarios) en deducir que era un montaje la portada de la izquierda, y lo digo completamente en serio, me extrañaba, pero no tanto como debiera…

    1. Hay que fastidiarse lo que me cuesta no ver la razón en los planteamientos de los demás. No da para buenas polémicas… Pero aún así. Te contesto en tu blog 😉

Los comentarios están cerrados.