El nuevo EC 135 P2+ (imagen de Outinn).

Compañero helicóptero

El motivo más importante que me empuja a mantener este blog abierto, más allá de la obvia egolatría, es documentar mi curiosidad. Y me lleva —mi curiosidad, digo— por derroteros raros. Porque ¿cuántos de vosotros, mientras os manifestabais mostrando violentamente las palmas de vuestras manos —o saltando con violencia al ritmo de una violenta batucada—, no habéis mirado hacia el cielo al oír un sonido familiar y os habréis preguntado… cuánto cuesta mantener ahí arriba ese helicóptero?

Helicóptero Bö-105 del Cuerpo Nacional de Policía
El compañero helicóptero, un Bo 105 CBS (imagen de Outisnn)

El compañero helicóptero, más conocido en la red social Twitter como @putohelicoptero, es un aparato de fabricación germano-española con una dilatada historia de servicio a la comunidad para fines mucho más útiles que estar ahí arriba para contar manifestantes —y después inventarse una cifra— o planificar entretenidas maniobras de kettling. Desde 1970, el Bo 105 —fabricado primero por Messerschmitt-Bölkow-Blohm y por Eurocopter tras la absorción del fabricante original en 1991— es una aeronave de dos motores Allison 250-C20B de 313 kW de potencia con rotor de cuatro palas rígidas. Puede transportar a cinco personas en vuelos de hasta dos horas y diez minutos sin depósitos de combustible auxiliares, a velocidades que pueden alcanzar puntualmente los 270 km/h. Es capaz de mantenerse en vuelo tras el fallo de uno de sus motores y puede hacer maniobras acrobáticas de todo tipo, incluido algo no muy habitual para un helicóptero: el vuelo invertido.

Curiosamente, los costes operativos de una aeronave son uno de los secretos mejor guardados de la red, aunque no precisamente por ningún complot. ¡Es realmente difícil estimarlos! Dependen de (literalmente) miles de variables, entre las que se cuentan los perfiles típicos de misión, la edad del aparato, las horas de vuelo anuales, el coste del combustible e incluso el estilo de pilotaje. Sin embargo, puedo dar una cifra mediante la calculadora de Conklin & de Decker: una hora de vuelo de un Bo 105 CBS cuesta alrededor de 800 €.

Solo una parte de ese dinero sería imputable al combustible. El precio final del Jet A1 refinado es otro de esos pequeños misterios de la vida —a menos que tengas un Airbus en el garaje. Con un depósito base de 580 litros de capacidad, el precio de 1.33 €/l que ofrece la calculadora anteriormente citada ofrece un coste de 771,4 € por depósito. Algo más que mi Prius, al parecer. Otro dato interesante: el Bo 105 emite alrededor de media tonelada de CO₂ por hora, para disfrute de los manifestantes sobrevolados.

El nuevo helicóptero EC 135 P2+
El nuevo EC 135 P2+ (imagen de Outisnn).

Desgraciadamente para el viejo Bo 105, su jubilación está a la vista: ya no se fabrica, y los nuevos compañeros helicópteros son del modelo EC 135. Este modelo no solo tiene una apariencia más agraciada: es capaz de transportar un pasajero más (el peso máximo en el despegue ha pasado de los 2500 kg a los 2910 kg del EC 135 P2+) durante más tiempo: hasta 3 horas y 24 minutos. El coste operativo sigue siendo prácticamente el mismo.

Para ofrecer una panorámica más completa en este artículo quise contar con las declaraciones de @putohelicoptero. Todo lo que conseguí fue esto:

No se lo tengáis en cuenta: su vida es aburrida, siempre sobrevolando manifestantes a un par de cientos de metros por encima de sus cabezas. Mirad lo que solían hacer sus amigos cuando eran jóvenes:

Y eso sin haberse tomado un Red Bull:

Bien pensado, es una suerte que no le dejen hacer estas cosas por muy antisistema que seamos los de abajo.

Publicado por

Iván Rivera

Another instance of Homo sapiens.

2 comentarios en “Compañero helicóptero”

  1. Sí, sin duda, quiero un helicóptero. Aunque yo soy más de avioneta.

    ¿Cuánto costará un bicho de éstos?

    1. Cinco millones y pico la pieza para el EC 135 P2+, tengo entendido. «Nos estamos» comprando unos cuantos a pachas para sustituir a los Bo 105 y para eso sí que está habiendo dinero (nota bien: estos cacharros son una buena inversión técnica —por su polivalencia, por ejemplo, y que los cuerpos de seguridad del Estado tengan una buena equipación me parece fundamental; pero menos fundamental que otras partidas que sí se tocan sin pudor alguno).

Los comentarios están cerrados.