¡Rejuvenece! ¡Viaja a Marte!

Si quieres rejuvenecer, no tienes más que viajar a Marte (y contar tu edad en años de allí). Prueba:

Fecha de nacimiento (AAAAMMDD):


Tu edad en años marcianos:
Tu próximo cumpleaños marciano:

(Los soles son los días marcianos, por cierto. No se hace validación de fechas, así que puedes hacerlo cascar fácilmente. A divertirse.)

Anochecer

El anochecer en la puede ser fascinante y terrorífico; la cámara de televisión de alta definición a bordo de la misión Kaguya de la Agencia Espacial Japonesa (JAXA) lo muestra con un detalle nunca visto hasta ahora.

Superficie lunar vista desde la sonda Kaguya

La nota de prensa correspondiente contiene más detalles sobre el vídeo. La instantánea corresponde al momento en el que la sonda sobrevuela el sobre el polo norte lunar. Quizá se pueda aliviar la angustia de la oscuridad absoluta mirando hacia atrás para ver la luminosa bola azul.

De vuelta al origen, en Marte

En ocasiones, las noticias procedentes de más allá de nuestra atmósfera nos hacen experimentar escalofríos de misterio. Como esta fotografía:

Se trata de la foto de mayor resolución obtenida hasta ahora (25 centímetros por píxel; ¡sí, centímetros!) de lo que podría ser la entrada a una sima al noroeste del volcán Arsia, en Marte (-5º38’09” N, 241º15’32” E).

Hasta la fecha, se han localizado siete posibles entradas de simas en Marte, gracias al instrumento THEMIS de la nave Mars Odyssey. THEMIS es, en esencia, una cámara de termografía, que permitió diferenciar las potenciales simas mediante su diferencial de temperatura con el entorno (una característica común de las cuevas en cualquier mundo con atmósfera es su mayor inercia térmica, lo que permite distinguir sus bocas como puntos relativamente fríos de día, y relativamente cálidos de noche). En un claro ejemplo de sinergia entre diferentes sondas, la relativamente nueva Mars Reconnaissance Orbiter (2005) tomó el testigo mediante su instrumento HiRISE para intentar determinar si el fondo de las cavidades podía apreciarse.

Y no se ve nada. Nada en absoluto. ¿Qué secretos esconderán estas cuevas? Sin duda, una presión atmosférica algo superior a la de la superficie. ¿Tal vez manantiales? ¿Un refugio para la vida? Tal vez no para la vida marciana, que sigue siendo muy poco probable; pero sí para la vida terrestre. Estas cavidades recién descubiertas podrían utilizarse como bases para nuestros futuros exploradores, permitiéndoles disponer de un entorno protegido de la radiación ultravioleta, los micrometeoritos y las tormentas de arena marcianas. Un lugar fácil de presurizar, similar a la Dorsa Brevia del Marte Verde de Kim Stanley Robinson. Una caverna en Marte para encontrar de nuevo nuestros orígenes