Los #leyendo de @brucknerite

Ya llevo un tiempo acumulando los enlaces que voy leyendo y a los que considero interesante dar algo de difusión en una cuenta de Delicious. Hasta ahora iba publicando esos enlaces a través de mi Twitter usando el servicio de dlvr.it, que me permitía sacarlos poco a poco de acuerdo con unas reglas un poco complejas, pero pensadas para no abrumar a nadie con mis píos:

  • Como máximo un enlace cada 15 minutos.
  • Si hay más de un enlace en cola, saca primero el más antiguo.
  • Como máximo 100 enlaces al día (nunca llego a esta cifra, afortunadamente).
  • Solo se publican entre las 8 y las 22 horas.

dlvr.it, además, añade el hashtag #leyendo a estos enlaces, para que sea más fácil localizarlos (¡o filtrarlos!) en el timeline. Como guinda, se conecta con Karmacracy para reducir los enlaces a través de su servicio de «acortador social» y se asegura de que lo generado cabe en un tuit, recortándolo si es preciso —pero salvando el enlace, que es lo importante de todo este circo.

leyendo_twitterA estas alturas mis #leyendo tienen un puñado de seguidores, pero ya sabéis cómo es Twitter: palabras que se lleva el viento. Para evitar eso, he preparado un pequeño experimento…

Mediante un plugin compilador de RSS en el blog (la versión gratuita de RSS Digest, de Sam Charrington, modificada a mi gusto), mi objetivo es reunir los #leyendo en un artículo que se publicará automáticamente solo cuando haya un número suficiente de enlaces a mostrar. De momento estoy ajustando parámetros: la idea es no abrumar el blog con estos «artículos automáticos», y al mismo tiempo aprovechar el material para dar a brucknerite un poco de más de vida.

¿Solo enlaces? ¡No! Delicious permite anotar las capturas con una descripción. Ese pequeño texto, que uso en ocasiones como un comentario sobre lo que estoy leyendo, no sale en los #leyendo de Twitter debido a las limitaciones de espacio. Sin embargo, aquí podréis verlo sin problemas.

¿Qué os parece el invento? La primera recopilación de #leyendos ya está publicada; su aspecto gráfico en portada es ligeramente diferente del resto de los artículos —más simplificado. Y todavía no he terminado con los cambios… No me gusta comprometer a nadie, pero espero vuestros comentarios. Aunque sea un insulto. Algo que no sea el silencio más doloroso. Ay.

La Tierra en tu escritorio

¿Quieres tener en tu fondo de pantalla una imagen como ésta? ¿Con perspectivas cambiantes cada cierto tiempo y nubes casi en tiempo real?

Antes de nada quería avisar de que lo que sigue es un tutorial para usuarios medianamente avanzados de GNOME en Ubuntu. Si quieres ver cómo se hace con Fedora y KDE, Inaki Úcar ha preparado un tutorial paralelo en su blog Enchufa2. Otras distribuciones/entornos de escritorio quedan como ejercicio (si os atrevéis a contar cómo lo habéis hecho en otro blog, poned un comentario aquí y os enlazo). Vamos allá:

  1. Instalamos xplanet:

    sudo apt-get install xplanet xplanet-images↲

  2. Bajamos estos dos scripts: xplanet_background.sh (por Hari Nair, y modificado por mí), y download_clouds.py (por Michal Pasternak; el original está aquí).
  3. Les damos permisos de ejecución y los copiamos a un lugar apropiado (por ejemplo, /usr/local/sbin):

    sudo chmod a+x xplanet_background.sh download_clouds.py↲
    sudo cp xplanet_background.sh download_clouds.py /usr/local/sbin↲

  4. Creamos la configuración. Para ello podéis partir de este archivo: xplanet.conf. Este fichero tan solo hace referencia a las imágenes de base que se van a usar. Os propongo las siguientes:
    • Un mapa de la Tierra en condiciones (clave map). Puede valer el que está en el paquete earth surface.zip de un tal Shadsmith, en el repositorio de añadidos para Celestia The Celestia Motherlode, un gran recurso para estas lides. Conviene convertirlo a JPG. Una forma rápida de hacerlo es con ImageMagick (doy por hecho que sabes cómo instalarlo, si no lo tienes):

      convert Earth.png Earth.jpg↲

    • Un mapa de nubes (clave cloud_map), que el script download_clouds.py descarga de un mirror seleccionado al azar cada tres horas (como mínimo) y que xplanet_background.sh coloca en su sitio.
    • Un mapa de la Tierra de noche (clave night_map). Yo he usado este: Earth-Night4096.jpg, extraído de este tutorial para crear vistas 3D fotorrealistas de la Tierra en 3DStudio.
    • Un mapa de relieve (clave bump_map). No es más que un mapa de elevación que muestra los puntos más bajos en negro y los más altos en blanco. Permite mostrar sombras con la orientación adecuada en las cordilleras. He usado el que puedes encontrar con el nombre Earth-Topo4096.jpg en este paquete: earth1.zip del artículo anterior.
    • Un mapa especular (clave specular_map). Permite indicarle a xplanet qué partes de la Tierra reflejarán la luz del sol, es decir, los océanos. El que viene en el paquete de la página anterior es válido para 3DStudio; sin embargo, nosotros necesitaremos invertirlo: la convención de xplanet es que refleja luz todo lo que se muestra en blanco, y el mapa viene al revés. Si no lo tocamos, el océano aparecerá opaco y los continentes brillantes. Esta pequeña modificación puede hacerse con cualquier programa de edición (GIMP, entre otros), pero con ImageMagick es la mar de sencillo:

      mogrify -negate Earth-Spec4096.jpg↲

  5. Copiamos las imágenes al directorio ~/.xplanet/images y el fichero de configuración a ~/.xplanet/config. (Si no existe habría que crearlo con mkdir ~/.xplanet ~/.xplanet/images↲; es posible que no se cree al instalar xplanet.)
  6. Ahora es el momento de programar la ejecución de xplanet_background.sh: para ello seleccionad el menú Sistema / Preferencias / Aplicaciones al inicio. Pulsad Añadir. En el diálogo resultante poned un título significativo en el campo Nombre (por ejemplo, “Fondo de escritorio XPlanet”) y el script a ejecutar con su camino completo en Orden: /usr/local/sbin/xplanet_background.sh. Podéis dejar el campo Comentario vacío. Pulsad Añadir y ya está hecho.

Cada dos minutos tendremos en el fondo de nuestro escritorio una perspectiva distinta (y a veces sorprendente) de la Tierra. Las nubes se descargarán solas cada tres horas y serán aproximadamente correctas salvo en las zonas polares, donde no hay satélites que las fotografíen.

xplanet es un programa muy potente. Con otros archivos de configuración (es interesante leer la documentación y ver los ejemplos) es posible generar vistas, aleatorias o no, de cualquier cuerpo medianamente importante del Sistema Solar. No es Celestia, pero puede dar mucha vida a nuestro escritorio. ¿Qué se os ocurre hacer a vosotros?

Actualización 19/10/2011

Lamentablemente, el servicio de descarga de la imagen de nubes ha pasado a ser de pago, y el resultado es que este tutorial ya no funciona. No es complicado modificarlo para volver a un fichero estático de nubes, pero eso lo dejo como ejercicio para el lector.

Galculator: RPN (decente) en GNOME

Me ha costado, pero por fin he encontrado una calculadora para que soporta la (RPN). Sí, podía compilarme una x48 (y cada cierto tiempo lo hago), pero desde hace tiempo echaba en falta una calculadora sencilla y con una interfaz agradablemente integrada con el resto del escritorio. ¡Y la encontré! Galculator está en los repositorios de Ubuntu, así que basta buscarla en el Centro de Software o, desde una línea de comandos, teclear

sudo apt-get install galculator

Galculator: captura de pantalla

Tiene un pequeño fallo, pero nada grave: si se selecciona el modo de pila infinita (infinite stack), la tecla roll (para rotar la pila) no funciona. Puede seleccionarse una pila de cuatro elementos (x, y, z, t), como en las calculadoras HP más antiguas, pero cualquiera que haya echado las muelas del juicio con una (C o S) o superior agradecerá disponer de una pila indefinida.

Galculator tiene muchas otras funciones interesantes, además de las típicas de las calculadoras científicas: puede definir constantes o funciones nuevas a partir de otras ya existentes. Dispone, además, de un “modo papel” en el que la interfaz es extremadamente simple: se teclean las operaciones deseadas en un campo de texto, y los resultados van apareciendo encima, como en las antiguas calculadoras de rollo. Además, ofrece la posibilidad de usarla también en un modo más “amigable” (algebraico), lo que agradará a los no iluminados en el camino del RPN.