En la campiña electoral

Es para pensárselo. Hoy, recién estrenada la campaña (esa que ya dura casi cuatro años), he visto a una mujer de unos 60, rubia por partes y vestida al estilo clásico; vamos, lo que suele decirse una señora, haciendo campaña completamente sola en el andén sentido norte de Aviación Española. Lamentablemente, Metro de Madrid es un lugar ruidoso y no he podido captar el mensaje completo, que venía a ser algo como…

Zapatero, que [ininteligible] por el trasero.

La respetable dama alternaba su proclama con pedorretas, subrayando de este modo la fuerza de su discurso. Dejando aparte la oportunidad del lugar de la queja (como no fuera por el nombre de la estación…), este sucedido revela una escasísima versión española de los tan típicos de los USA. El presupuesto para cartelería se habrá ido en el abrigo de piel de zorro, asumo; pero el caso de esta mujer demuestra una de dos cosas:

  • La americanización ha llegado al sustrato espiritual de España. Las manifas contra Darwin no pueden tardar.
  • Si la tensión política puede desequilibrar mentes individuales, en verdad es que hay mucha tensión —o poca mente. ¡Zapatero pancartero! ¡Perrito malo!

Sea como fuere, estamos mal.


Por cierto, a partir de ahora el contenido de este pobre blog se sindica en Planeta Teleco. Gracias por acogerme; espero contribuir al ruido blanco tanto como pueda. Gracias, Ana, y un placer reconectar contigo.

Publicado por

Iván Rivera

Another instance of Homo sapiens.

Un comentario sobre “En la campiña electoral”

  1. Es que la zona de Cuatro Vientos es un reducto de españolidad entre esa masa islamoprogre que es Carabanchel-Aluche, ande va a parar.
    Ah, y bienvenido a Planeta Teleco: ahora estoy suscrito a tu blog por duplicado 😛

Los comentarios están cerrados.