«Serpientes en el hyperloop» en Naukas

No sé vosotros. Yo llevo años con la impresión de que las serpientes de verano, esas noticias que surgían en plena canícula para aderezar las vacaciones de hechos inverosímiles y, sin embargo, falsos, se han desestacionalizado. Igual que si comiéramos turrón en abril o sandías en diciembre, las exageraciones, amarillismos o directamente bulos nos asaltan en toda época desde cualquier medio «serio». Uno de los blancos favoritos de mis filípicas, mi querido hyperloop, no iba a ser una excepción. […]

No deja de sorprenderme el buen trabajo que hacen los departamentos de relaciones públicas de las empresas que se dedican a vender aceite de hyperloop. Los medios reaccionan con auténtico placer a todo lo que se les lanza desde ellas, sin perder ocasión alguna para magnificar, distorsionar, repetir viejos malentendidos y, directamente, mentir. El concepto de hyperloop sigue siendo hoy tan inviable como lo era hace cinco años, pero la cobertura mediática es la marea que no cesa.

En este artículo de Naukas tomo uno de los últimos ejemplos más sobresalientes del mes pasado y lo desmenuzo. La pregunta no es si habrá alguna inexactitud, sino si habrá algún párrafo sin ninguna. Leedlo en «Serpientes en el hyperloop».

En qué andarás

¡Anda, un artículo nuevo en un blog comatoso! Lo usaré para comentar lo que he estado haciendo en estos últimos meses, aprovechando que he vuelto de unas muy necesarias vacaciones. ¿Por qué no podremos estar de vacaciones pagadas siempre? Ah, quién fuera rentista para trabajar gratis en… cosas.

Pero vamos al lío. En la serie de divulgación en asuntos ferroviarios que me ha tenido activo este año publicando en Información de León (ileon.com) habéis podido disfrutar —porque soy así de optimista— de:

«La catenaria: un sistema en tensión»

Hay trenes que echan humo y trenes que no. ¿Dónde está la magia de estos últimos? Bueno, ¿os habíais fijado que encima de muchas vías de tren hay unos cables? Tirando del hilo (de contacto) explico cómo funciona este interesante sistema donde la electricidad y la mecánica se dan la mano sin aplastarse ni electrocutarse mutuamente.

«El tren ante la emergencia climática»

En un desesperado intento por hacer algo, lo que sea, ante la que se nos avecina, los gobiernos del mundo han decidido empezar a hablar de emergencia climática en vez del más sosegado calificativo cambio climático. Si tal, ya empezaremos con las medidas serias luego. Pero mientras hacemos o no, ¿qué hay de nuestros trenes? ¿Ayudan o entorpecen nuestros, digamos, esfuerzos? ¿Podemos hacer algo para que sigan llegando en hora a pesar del calor, las inundaciones o la sequía?

«La electricidad y el tren»

Está muy bien decir que hay trenes eléctricos, pero alguien tendrá que contarnos dónde se les ponen las pilas o cómo se enchufan. La catenaria, esa especie de toma de corriente larguísima, tendrá que sacar el jugo de algún sitio. Aquí se da alguna que otra respuesta.

Mis compañeros de Naukas también han sufrido los rigores de mi prosa, en…

«El día que los taxis vuelen»

¿Dónde está el futuro de coches voladores que nos prometieron? Mientras alguien busca el documento firmado por la ONU, el Papa de Roma y Ronald McDonald en el que se constate tal promesa, varios emprendedores (y algunas empresas a las que se les supone más seriedad) están intentando sustanciarla con éxito desigual. Aquí se le da un repaso a la propuesta de aeronave VTOL (Vertical Take-Off & Landing) de Airbus. ¿Qué pasará, qué misterio habrá?

«Los límites del ferrocarril»

En la línea del artículo muy comentado en su casa a la hora de comer «Los límites del Hyperloop», publicado como éste en el Cuaderno de Cultura Científica, «Los límites del ferrocarril» muestra hasta dónde nos puede llevar el tren de alta velocidad en lo que respecta a su característica definitoria —la velocidad. ¿Podremos alcanzar la velocidad de un avión sobre raíles? Ya os avanzo que no, pero si leéis este artículo acabaréis sabiendo tanto acerca del porqué que os empezará a dar lo mismo.

Para terminar esta revistilla de prensa, no quiero dejar de reseñar una intervención la hostia de interesante en un lugar la hostia de guay: el programa Esto me suena de Radio Nacional de España. A partir del minuto 27:30 de la primera hora de la edición del día 27/08/2019 podéis escuchar la voz de un servidor, la hostia de arrulladora, echando tierra con la hostia de elegancia sobre pseudotecnologías varias —con permiso de mi amigo del alma Elon Musk.

¡Nos vemos en Naukas Bilbao 2019! O no, pero allá vosotros…

«Telice, innovación ferroviaria leonesa en mantenimiento y calidad de catenarias» en iLeón.com

Los trenes, en general, son un tema atractivo. El tren de alta velocidad es prestigioso, los metros de las grandes ciudades son necesarios y los tranvías embellecen y pacifican avenidas. En general, nos gustan los trenes. Sin embargo, es difícil encontrar a alguien que se haya fijado más de cerca en qué hace que un tren funcione. Los trenes son —casi siempre— largos, mueven a muchas personas y lo hacen sobre unos raíles de acero. ¿Pero qué hace moverse un tren? […]

Llevaba tiempo queriendo estrenarme en un género poco transitado en la divulgación científica y técnica: los temas ferroviarios. Me dedico profesionalmente a ello desde hace muchos años, y ya iba siendo hora de acercar un poco algunos detalles técnicos del mundo del tren, conocidos solo cuando —desgraciadamente— fallan, a un público general. Información de León publicará a lo largo de este año una serie de reportajes divulgativos escritos por mí sobre diferentes aspectos ferroviarios con el hilo conductor de las actividades y productos de la empresa en la que trabajo, TELICE, SA. Arrancamos en esta aventura con la señal en aspecto verde: ¡vía libre!

«Telice, innovación ferroviaria leonesa en mantenimiento y calidad de catenarias» (en iLeón.com).