«The limits of Hyperloop» en Mapping Ignorance

During 2017 we have been witnessing the first tests of what might be called an integral hyperloop system at the Virgin Hyperloop One installations in Las Vegas, Nevada. Virgin Hyperloop One — named Hyperloop One before Virgin Group’s entry into its shareholder structure — leads, by its own merits, the pack of companies pursuing the goal of building a practical hyperloop. It’s hard by now to be oblivious of the proposal for a so-called fifth transport mode developed by rocket and electric vehicle tycoon Elon Musk, of SpaceX and Tesla fame. Any and all hyperloop-related announcements, tests or infrastructure proposals from the Hyperloop Alpha 2013 white paper [1] onwards seem to have a huge impact on media. […]

Espero que con la publicación de esta versión inglesa, corregida y aumentada con las últimas noticias, de «Los límites del Hyperloop» (publicado originalmente en el Cuaderno de Cultura Científica), la comunidad internacional de marketinianos (y también algún ingeniero, que de todo hay) que promociona el hyperloop tenga algún elemento externo para hacerse preguntas incómodas acerca de lo que intentan vender. Por otra parte, no puedo dejar de agradecer la oportunidad que César Tomé (@EDocet), editor de Mapping Ignorance, me ha concedido para publicar en ese prestigiosa web de divulgación científica en inglés. De modo que, sin más preámbulo… «The limits of Hyperloop» en Mapping Ignorance.

«Vida bajo la luz cenicienta» en el Cuaderno de Cultura Científica

Auguste Comte, filósofo augusto no solo de nombre y padre del positivismo, figura inscrito con letras de oro en el panteón de Patinazos Épicos de la Historia gracias a esta lapidaria sentencia con la que —prácticamente— abrió en 1835 el segundo tomo de su Curso de Filosofía Positiva: […]

Mientras escribía el pasado mes de octubre el pequeño relato con el que participo de vez en cuando en la iniciativa de @divagacionistas —y me daba cuenta de que estaba saliendo menos un cuento que un articulito de divulgación sobre ese fenómeno fascinante que es la luz cenicienta (que podéis leer sin alejaros demasiado de este blog siguiendo este enlace: Cenicienta), iba montándose en mi cabeza lo que acabaría como este artículo en el Cuaderno de Cultura Científica. Espero que lo disfrutéis: «Vida bajo la luz cenicienta».

Mi charla de #Naukas17, en un momento

Los hilos de Twitter estén de moda como forma de contar historias (¡gracias, Manuel Bartual!). Tienen a su favor el poder ver en tiempo real cómo se desarrollan; en su contra, lo engorroso que puede ser seguirlos. Para evitar esto, los momentos de Twitter pueden ser una herramienta interesante para recoger esos hilos lanzados al viento.

Aquí tenéis mi charla de #Naukas17, twitterificada y convertida en un momento. Contiene algunas bolas extra, para animaros a echarle un vistazo. Aprovecho la ocasión, una vez más, para agradecer cosas: a Naukas (@Naukas_com) por dejarme pasar por ahí, a la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU personificada en Juan Ignacio Pérez (@Uhandrea), a EiTB, la radiotelevisión pública vasca, a Xurxo Mariño (@xurxomar) por la foto —solo una de las muchas y muy fantásticas que realizó durante el evento y a todo aquél participante o asistente que haya pasado por Bilbao estos días o nos haya visto por streaming. Hacéis que merezca la pena.