Fracking desde el espacio

El planeta Tierra tiene una nueva característica artificial visible desde el espacio, aunque en esta ocasión tan solo por el lado nocturno: las llamas que coronan los pozos de fracking. Observad este fragmento de mapa creado con datos de 1994 del programa de satélites meteorológicos y de defensa DMSP correspondiente a América del Norte:

Norteamérica de noche en 1994. Datos del programa de satélites DMSP.
Norteamérica de noche en 1994. Datos del programa de satélites DMSP.

Y ahora el mismo fragmento, con datos de 2012. Prestad atención al área de Dakota del Norte, marcada con un círculo:

Norteamérica de noche en 2012. El área marcada está en Dakota del Norte y refleja el mayor cambio de luminosidad del mapa debido al fracking.
Norteamérica de noche en 2012. El área marcada está en Dakota del Norte y refleja el mayor cambio de luminosidad del mapa debido al fracking.

El desarrollo del fracking en los EE.UU. ya lo ha convertido en la segunda fuente de emisiones de gases de efecto invernadero durante el año 2011. Sin contar el nuevo motivo que Homo sapiens ha encontrado para modificar a gran escala la apariencia de nuestro planeta después de los invernaderos de Almería. Acerquémonos gracias al Blue Marble Navigator:

Alrededores de Williston, Dakota del Norte —vista nocturna.
Alrededores de Williston, Dakota del Norte —vista nocturna.

¡Muchos pozos parecen estar claramente alineados en dirección este-oeste! En realidad muchas características a gran escala en América —no solo EE.UU.— están alineadas con los puntos cardinales, desde calles de ciudades (de ahí el hispanoamericano «cuadra» frente al catalanismo «manzana» de uso peninsular) hasta estados completos como Colorado y Wyoming.

El fracking o extracción de hidrocarburos por fractura hidráulica será uno de los caballos de batalla del ecologismo en esta década. Habrá argumentos a favor, como la reducción de la dependencia energética y de las emisiones de CO₂, si el gas natural obtenido según este procedimiento sustituye al carbón. También argumentos en contra: contaminación de acuíferos, dudas acerca de la estabilidad sísmica de los terrenos explotados y problemas de fugas de metano a la atmósfera —mucho más potente que el CO₂ como generador de efecto invernadero. ¿Cambiará el fracking la fisonomía del planeta a una escala todavía mayor?


Para saber más sobre el fracking, incluyendo sus polémicas, recomiendo este excelente artículo en Ciencias y Cosas: «La UE pregunta a la ciudadanía acerca del Fracking pero ¿qué dice la ciencia?».

Publicado por

Iván Rivera

Another instance of Homo sapiens.

3 comentarios en “Fracking desde el espacio”

  1. Casualmente estuve hace un par de semanas en el norte de la provincia de Burgos, donde hay (al menos) una explotación de fracking. Yo no tenía ni idea de que la había cuando fui, pero se hizo obvio dada la inmensa cantidad de panfletos, pegatinas y pintadas que hay en todos los pueblos de la zona. “Stop fracking” decía la mayoría, pero a mí, como buen fan de Battlestar Galactica, me salía una sonrisilla al leer: “Stop frakking”.

    (Para profanos: Frak -> http://en.battlestarwiki.org/wiki/Frak :))))))

  2. En España no hay ninguna explotación de fracking en la actualidad. De momento las empresas están trabajando para conseguir los permisos de exploración, que no de explotación…

Los comentarios están cerrados.