Von Richtofen habla

La suerte de vivir en un mundo con Internet es que cualquier persona con dos dedos de frente puede investigar, buscar las fuentes que considere más creíbles y refutar las afirmaciones de los del altavoz. El ejercicio de hoy consistirá en comprobar como la conocida propagandista López Schlichting miente, afirmando en el órgano radiofónico de la Conferencia Episcopal que ardió en 1937 por culpa de los bomberos (republicanos). Lamento tener que ofrecer esta reseña de una fuente parcial como El Plural, aunque la grabación es de la propia . Vaya por delante que no me considero experto en materia de la y que considero toda contienda como un intercambio de atrocidades repugnante. También me limitaré a contrastar la tesis citada y no otras, como la de que Franco “prohibió” los bombardeos; dados los resultados, es difícil que algo así pudiera importarme menos. Por último, aprovecharé mi exiguo alemán para limitar mi búsqueda a fuentes germanas.

Gerhard Piper, investigador asistente del Berlin Information-center for Transatlantic Security (BITS) publicó en el número de julio-agosto de 2003 de la revista Antimilitarismus Information un exhaustivo artículo sobre el bombardeo de Guernica llamado „Guernica – Geschichte eines Luftangriffs” (Guernica – Historia de un bombardeo), disponible en la web de la Sociedad para la Investigación de la Paz (AG-Friedenforschung) de la Universidad de Kassel. En él relata el bombardeo desde el punto de vista de la participación de la Luftwaffe y su famosa Legión Cóndor. Entre otras fuentes, cita la página 72 de la obra de Hubert Brieden, Heidi Dettinger y Marion Hirschfeld, „Ein voller Erfolg der Luftwaffe” – Die Vernichtung Guernicas und deutsche Traditionspflege (“Un éxito total de la Luftwaffe” &ndash La destrucción de Guernica según la tradición alemana, donde se encuentra una transcripción literal del diario del Oberstleutnant (teniente coronel) , jefe militar de la citada . Dice así:

Die 250er warfen eine Anzahl Häuser um und zerstörten die Wasserleitung. Die Brandbomben hatten nun Zeit, sich zu entfalten und zu wirken. Die Bauart der Häuser: Ziegeldächer, Holzgalerie und Holzfachwerkhäuser, führte zur völligen Vernichtung. […] Bombenlöcher auf Straßen noch zu sehen, einfach toll.

En castellano: Los de la 250ª derribaron una serie de casas y destruyeron el acueducto. Las bombas incendiarias tuvieron tiempo para causar su efecto. El tipo de construcciones: techos de teja y casas con galerías de madera o compuestas de madera en su totalidad favoreció la destrucción total. […] Cráteres de bombas por las calles, estupendo.

Richtofen deja claro que planeó la eliminación previa de las fuentes de agua para que las bombas incendiarias tuvieran el máximo tiempo posible para ejercer su acción. No fueron, pues, los bomberos quienes, por pura incompetencia republicana (y dejémoslo en eso), permitieron que la población ardiera hasta sus cimientos. La señora López Schlichting disfruta, además del don de la lectura que nos anima a todos, de un dominio sobre la lengua alemana infinitamente superior al mío, por lo que sólo podrá alegar que Richtofen era, en realidad, un taimado republicano español disfrazado de nazi que mentía hasta en su diario personal. Pero cosas más raras se han visto.


Este artículo viene motivado por lo visto en Mis pensamientos 2.0 – La nueva película española gracias a la nota de Small Blue Thing. Las traducciones del alemán son mías, y por tanto sus errores también.

Publicado por

Iván Rivera

Another instance of Homo sapiens.