«Con el Sol no basta» en Naukas

Si hay un proyecto de innovación que he visto nacer entre fanfarrias de trompetas y morir desvaneciéndose y escondido cual Yoda en cueva de Dagobah más veces que ningún otro, ese es el del «X con paneles solares». Funcionó para calculadoras, relojes y algunas señales de tráfico con indicadores luminosos. Desde luego, funciona en la cada vez más extendida generación fotovoltaica. ¿Por qué no, entonces, coronar con paneles todo lo que pueda llevarlos? […]

Hay un motivo para que los paneles solares embarcados en medios de transporte arrojen, una y otra vez, resultados decepcionantes: ¡que el Sol nos mantiene vivos! Si nuestra estrella fuera más potente o la Tierra girara alrededor de ella a menor distancia, sería más sencillo extraer más energía de su luz. A cambio, estaríamos fuera de la zona de aguabilidad y nuestro entorno, con gran probabilidad, sería un infierno venusino.

Tened en cuenta que no he escrito este artículo para criticar el uso de paneles fotovoltaicos fijos en la carga de vehículos eléctricos. El vehículo proporciona un punto de almacenamiento de energía natural en cualquier sistema con aportación solar, por lo que, al menos teóricamente, puede ayudar a que la amortización del conjunto sea más rápida. Hecha esa salvedad, seguid conmigo y leed «Con el Sol no basta» en Naukas.

«Telice, innovación ferroviaria leonesa en mantenimiento y calidad de catenarias» en iLeón.com

Los trenes, en general, son un tema atractivo. El tren de alta velocidad es prestigioso, los metros de las grandes ciudades son necesarios y los tranvías embellecen y pacifican avenidas. En general, nos gustan los trenes. Sin embargo, es difícil encontrar a alguien que se haya fijado más de cerca en qué hace que un tren funcione. Los trenes son —casi siempre— largos, mueven a muchas personas y lo hacen sobre unos raíles de acero. ¿Pero qué hace moverse un tren? […]

Llevaba tiempo queriendo estrenarme en un género poco transitado en la divulgación científica y técnica: los temas ferroviarios. Me dedico profesionalmente a ello desde hace muchos años, y ya iba siendo hora de acercar un poco algunos detalles técnicos del mundo del tren, conocidos solo cuando —desgraciadamente— fallan, a un público general. Información de León publicará a lo largo de este año una serie de reportajes divulgativos escritos por mí sobre diferentes aspectos ferroviarios con el hilo conductor de las actividades y productos de la empresa en la que trabajo, TELICE, SA. Arrancamos en esta aventura con la señal en aspecto verde: ¡vía libre!

«Telice, innovación ferroviaria leonesa en mantenimiento y calidad de catenarias» (en iLeón.com).

«Winter is coming: hielo, fuego… y trenes» en Naukas

En lo más crudo del crudo invierno, en los alrededores de las estaciones del gran nodo ferroviario del medio oeste norteamericano, puede verse un espectáculo digno de un círculo del infierno aún desconocido en los tiempos de Dante: inmensas locomotoras tirando de trenes sobre vías en llamas. […]

Con un comienzo así de potente seguro que quieres leer este artículo sobre temas tan candentes como los tipos de tecnología de calefactores de agujas para el ferrocarril. O no, pero estarías perdiendo una oportunidad de leer lo único que vayas a encontrarte en tu vida sobre este tema que, aunque te parezca increíble, es crucial para la operación de los trenes sin fallos tras noches heladas: «Winter is coming: hielo, fuego… y trenes» en Naukas.