La misma

Es la misma tira de asfalto. Se desliza bajo las ruedas sin que yo la sienta más que como una vibración suave, kilómetro tras kilómetro, minuto tras minuto. A veces a la tira de asfalto la acompaña música que imaginaron personas que nacieron y murieron en lo que parece otro planeta sin esas tiras. A veces son palabras que discuten eventos que ocurrieron a distancias imposibles de imaginar. A veces es solo el ruido de millones de gotas de lluvia. O el rumor del viento entrelazándose con el ronquido del motor. O solo el silencio de mis pensamientos.

Minuto tras minuto. Kilómetro tras kilómetro.

La tira de asfalto, insensible, conecta y separa a la vez las piezas de mi vida. No puedo vivir sin ella. No puedo vivir en ella. No soporta que deje de mirarla: presiento que si alguna vez lo hago me castigará sin piedad. La tira de asfalto me agota, me ilusiona, me preocupa. Alguna vez he sentido que no soportaría verla extenderse por una loma más detrás de esta loma, por una curva más detrás de esta curva. Siempre recuerdo lo que hay más adelante: otra loma, otra curva. Llegan. Se van. Grito. La tira de asfalto sigue ahí.

La misma tira de asfalto.

Me pregunto por qué siendo igual parece tan distinta recorrida en un sentido o en el otro. Por qué en un sentido siempre es marcharse y en el otro, regresar.


Este relato ha sido escrito para @divagacionistas en su convocatoria #relatosRegreso de septiembre de 2017. La imagen que lo ilustra es CC BY por eastwood.rach (Fuente: Flickr).

«Los límites del Hyperloop» en el Cuaderno de Cultura Científica

Durante el pasado mes de julio hemos asistido a las primeras pruebas integradas de un sistema hyperloop en las instalaciones de Hyperloop One —la empresa más destacada de las que compiten por poner en marcha este sistema— en Las Vegas, Nevada. Pero ¿qué es un hyperloop? Es difícil no estar al menos vagamente familiarizado con la propuesta de un «quinto modo de transporte» realizada por el magnate Elon Musk, conocido por SpaceX y Tesla, en un white paper de 2013 [1] dado el tratamiento masivo que cualquier avance técnico o propuesta relacionada con el asunto tiene en todos los medios de comunicación. […]

Llevaba tiempo ya queriendo publicar algo sobre el hyperloop. Sin embargo, hay tantas cosas incorrectas o directamente absurdas sobre él (en román paladino, tela que cortar) que se me hacía bola. ¡Pero nunca es tarde! Comprad mis hermosos jabalíes y leed mis —fundamentadas— críticas en el Cuaderno de Cultura Científica: «Los límites del Hyperloop».

No descarto, eso sí, seguir escribiendo sobre el tema.

Ya llega el Naukas más grande: ¡Naukas Bilbao 2017!

¿Os interesa la cultura? Entonces os interesa Naukas. Del 14 al 17 de septiembre celebramos en Bilbao la séptima edición del que seguramente es el ciclo de charlas de divulgación científica más impactante, influyente e interesante en castellano. Esta vez con una enorme novedad: cambiamos nuestro querido Bizkaia Aretoa por el espectacular Palacio Euskalduna. Más sitio para todos en un espectáculo que mejora año tras año, reuniendo ante el público a científicos punteros, profesionales de prestigio en una asombrosa variedad de campos y divulgadores de primera línea. Y también a mí ¯\_(ツ)_/¯

Este año vuelvo a lanzarme al escenario y lo hago dispuesto a contaros algo que os podría sonar a herejía. Lo puedo expresar en cuatro palabras, parafraseando los títulos de la celebrada colección de libros de la editorial Laetoli: «El Hyperloop ¡Vaya timo!». Gracias a las noticias que nos trae periódicamente a los medios la nonata creación del magnate-inventor Elon Musk el concepto de serpiente de verano se ha convertido en un tubo más largo —y se ha ampliado a todo el año. Os contaré en qué consiste exactamente la «revolucionaria propuesta» de transporte de masas y por qué es una mala idea que, con toda probabilidad, no veremos construida en nuestras ciudades.

Y si la gente en latas disparadas a la velocidad del sonido por tubos no os atrae, ¡no hay problema! Total, solo tendréis que aguantarme diez minutos y hay casi ochenta charlas más, con una variedad de temas capaz de interesar al más pintado. Tendremos las tradicionales charlas de física, entrevistaremos a figuras de la ciencia de primer nivel, despediremos al corresponsal de la Humanidad en Saturno con todos los honores y una lagrimita, y reiremos con monólogos de humor, entre otras sorpresas. Hasta aprenderemos —¡primicia en Naukas!— con una charla de sexología. Además, este año Naukas Bilbao se inscribe en una potente iniciativa: Bizkaia Zientzia Plaza, organizada por la Cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco y la Diputación Foral de Bizkaia, que desde el jueves 14 al domingo 24 organiza más actos con otros perfiles. Más profesionales, en euskera, dirigidos a público joven…

En septiembre la fiesta de la divulgación está en Bilbao. No os lo perdáis. ¡Solo tenéis que traer la curiosidad!