El estornino de Mozart

Muy poca gente sabe nada de pájaros. Yo menos, salvo por la mascota de Twitter. No está muy claro qué tipo de pájaro es exactamente: sabemos que se llama Larry en honor del gran jugador de los Celtics de Boston, Larry Bird, pero poco más. Muchos han hecho propuestas, y parece que hay consenso en torno a cierto pajarillo llamado azulillo, un representante americano de la familia de los tordos, los zorzales y los mirlos. Casi todas estas aves se caracterizan por un canto exuberante. ¿Buena representación para Twitter? Incompleta. Twitter es más bien un enjambre enloquecido donde escuchar palabras inconexas. Por cierto, ¿sabíais que los estorninos pueden imitar el habla?

Aunque no sea azul, el estornino me parece una mascota mucho mejor para Twitter. Además de parlotear, emiten una inmensa variedad de sonidos, se organizan en bandadas inmensas, se adaptan a casi cualquier entorno templado y son un buen ejemplo de especie invasora en ecosistemas de América y Australia. Y aprenden melodías que luego cambian a su antojo de formas impredecibles. Como el estornino de Mozart.

Sigue leyendo El estornino de Mozart

Ericito en la niebla

Desde hace unos días y gracias al señor Don Ricardo (@asueldodemoscu) y su artículo ¡Quiero volver a la Unión Soviética!, la melodía de la canción homónima –de un grupo llamado Undervud— no se me despega de la cabeza ni para ir a dormir. La letra es otra cuestión: mi escasísimo ruso sólo me permite reconocer tres palabras: советский, союз y правда (sí, debería haber reconocido водку, pero la letra del final me ha despistado –será una declinación, o algo). Aprender ruso está anotado por ahí, en algún lugar de mi lista de proyectos a largo plazo.

La canción y su vídeo recuerdan poderosamente al espíritu de la película Goodbye, Lenin, vuelo de figura gigante incluido. Donde veíamos el vuelo del propio Lenin contemplamos ahora al osito Misha alejándose en el aire, extraído de la emotiva clausura de los Juegos Olímpicos de Moscú. La traducción de la letra que aporta @eraserusia con notas de Xopxe (del blog Cargue con cuidado) pone al descubierto retazos de la vida diaria, desde un punto de vista infantil, en aquel país desconocido. Entre ellos, una pequeña joya: el corto de animación Ericito en la niebla (Ёжик в тумане).

Es difícil decidir si estamos ante una obra infantil o adulta, si es una historia sencilla o, por el contrario, es un pozo filosófico. Ved esta precursora soviética de Miyazaki con vuestros hijos si los tenéis, o solos si no, pero siempre con una mente abierta a la belleza y al misterio del mundo (ah, y activad los subtítulos):