La noticia

La vida y el trabajo me traen y me dejan como una hoja en el fragor de las horas. He estado el fin de semana en Molina de Aragón, Guadalajara, disfrutando de la naturaleza: pronto dejaré por aquí un artículo sobre los fósiles que pueden encontrarse por aquellas hermosas tierras. A partir de mañana, y hasta el viernes, estaré en la lejana Eslovaquia, en Košice, para ser más preciso. Si resulta que aprendo algo, pues aquí lo contaré. Entre una aventura y otra, un momento de reposo para hacerme eco de la noticia. ¿Zapatero y Rajoy son en realidad Kodos y Kang? No, mucho mejor: El Gran Golpe de Bender estará disponible desde el próximo 2 de abril en tiendas —esperemos que— apropiadamente traducida; demostrándose así que no por haber bajado algo de la mula vamos a dejar de comprarlo.

¿Verdad?


Gracias a hamsterfactor. En serio.

Mientras tanto, en un universo paralelo…

'Futurama' TM and copyright FOX, its related entities and the Curiosity Company. All rights reserved.

… Mi yo alternativo está siendo despedido de Yahoo España.

Corría el año 2001. En pleno pinchazo de las tecnológicas, estaba trabajando en una empresa con el ampuloso nombre de e-Netfinger Internet Business Factory (descanse en paz). Se despedía a compañeros a un ritmo variable, de uno a diez por cada viernes laborable; los que íbamos pasando las cribas buscábamos con diferentes grados de desespero pastos más verdes. Presenté mi currículo a una oferta de empleo de Yahoo y fui preseleccionado. A favor, la empresa tenía el pinball de las oficinas, que estuvo a punto de convencerme; también los dos ingenieros que me entrevistaron, que habían salido de la ESA, un lugar donde siempre deseé trabajar. En contra: cinco rondas de entrevistas (y lo que quedaba), durante un periodo de tiempo más que suficiente para que pudiera reflexionar sobre la escasa idoneidad de una puntocom como destino laboral en plena crisis del sector.

Finalmente, mi yo en este universo decidió interrumpir el proceso, abocado según parecía a una oferta económica, para terminar dando con mis bien envueltos huesos en Indra y a la postre en Renfe. Pero no puedo evitar pensar que, en alguna realidad alternativa del , otro yo está pasándolo mal. Ojalá pudiera llegar hasta él, ojalá pudiera enviarle un mensaje para decirle…

Bite my glorious golden ass!

Maintenance notice

(Ver en español.)

Dear visitor: thank you for dropping by. If, by happenstance, you’re visiting this blog using any Internet Explorer version, I have another message for you:

does not support data: . That’s the reason you cannot see some images here.

To put it briefly: an URI denotes a way to access data of some kind. The most popular one is http:, which instructs concerned software that whatever follows should be accessed by means of HTTP protocol. There are other schemes, among others file:, https: and rdf:. data: URI tags ensuing text as binary data. It is most frequently used to embed tiny images in a web page, saving a query and an HTTP roundtrip per image. Response times per image are reduced, more pronouncedly so for smaller ones.

data: URIs were first described in standard RFC 2397 (august 1998). The fact that this standard is not supported by Internet Explorer, not even in its latest version, IE7, hasn’t come to my attention till recently.

You should really have a look at other browsers (Firefox, Opera; I am a happy user of both, the former on my PCs under Windows and Linux, the latter on my mobile phone). Don’t do it for this blog —you aren’t losing much, really— or for those geeky data: URIs, which aren’t so popular after all. But you should be safer, and you’ll help foster diversity in browser’s ecosystem. And diversity propels (technology) evolution.