«Antenas abandonadas» en Naukas

Es posible que saliendo de Madrid por la A-1 hacia el norte, alrededor del kilómetro 72, hayáis visto un grupo de grandes antenas parabólicas. Si conocéis —al menos de oídas— el Madrid Deep Space Communications Complex de Robledo de Chavela no es raro que penséis que allí, en la falda de la sierra norte madrileña, se encuentra otra de esas instalaciones «del espacio». En cierto sentido así era: hace ya casi quince años que el Centro de Comunicaciones por Satélite de Buitrago del Lozoya, operado por Telefónica, cerró.[…]

Llevaba tiempo queriendo contar esta historia de pequeños logros tecnológicos y desidia empresarial. Adelante, pasad a la (recientemente renovada) web de Naukas y servíos: «Antenas abandonadas».

«La hiperestafa del hiperbucle», mi charla en #Naukas17

El pasado #Naukas17 en el Euskalduna de Bilbao fue, una vez más, el evento de divulgación científica a seguir. Aquí tenéis mis diez minutos de charla, «La hiperestafa del hiperbucle», en los que me afané en explicar qué es exactamente el Hyperloop de Elon Musk —sorprendentemente hay mucha desinformación al respecto— y por qué no podrá funcionar como medio de transporte de masas.

«Los límites del Hyperloop» en el Cuaderno de Cultura Científica

Durante el pasado mes de julio hemos asistido a las primeras pruebas integradas de un sistema hyperloop en las instalaciones de Hyperloop One —la empresa más destacada de las que compiten por poner en marcha este sistema— en Las Vegas, Nevada. Pero ¿qué es un hyperloop? Es difícil no estar al menos vagamente familiarizado con la propuesta de un «quinto modo de transporte» realizada por el magnate Elon Musk, conocido por SpaceX y Tesla, en un white paper de 2013 [1] dado el tratamiento masivo que cualquier avance técnico o propuesta relacionada con el asunto tiene en todos los medios de comunicación. […]

Llevaba tiempo ya queriendo publicar algo sobre el hyperloop. Sin embargo, hay tantas cosas incorrectas o directamente absurdas sobre él (en román paladino, tela que cortar) que se me hacía bola. ¡Pero nunca es tarde! Comprad mis hermosos jabalíes y leed mis —fundamentadas— críticas en el Cuaderno de Cultura Científica: «Los límites del Hyperloop».

No descarto, eso sí, seguir escribiendo sobre el tema.